Mensaje de Nuestro Hermano Mayor

Estimados Hermanos de Nuestra Hermandad y devotos de Nuestro Señor del la Paz, Santísimo Cristo Yacente y Nuestra Señora de la Soledad Coronada:
Desde que empezó esta situación que estamos atravesando, esta Junta de Gobierno ha intentado tomar las decisiones mas acordes a las circunstancias y situaciones que están ocurriendo.
Agradecer de forma muy explicita las actitudes de todos y cada uno de nuestros hermanos aceptando, respetando y aplaudiendo estas decisiones tan impopulares y tremendamente desagradables. Habéis demostrado estar a la altura de las circunstancias.
Por otro lado, me llena de orgullo el compromiso de confinamiento de todo un pueblo para evitar que el dichoso coronavirus se propague y podamos parar esta pandemia para volver cuanto antes a la normalidad.
Quisiera también recordarles que ya estamos en Semana Santa, nuestra Semana de Pasión. Una Semana Santa muy especial que viviremos desde nuestra casa y sobre todo desde lo más profundo de nuestro corazón. Tenemos que acordarnos de nuestros Sagrados Titulares y pedirles que intercedan por todos aquellos que se están jugando la vida para salvar la vida de los demás. Los sanitarios, que a riesgo extremo de contagio, están demostrando que no todo se hace por el dinero, que son clave para que muchas personas salgan adelante. Médicos, enfermeros, auxiliares, celadores, administrativos, limpiadoras, vigilantes, farmacéuticos, los que están desinfectando las calles y los lugares públicos, son verdaderos ángeles en estos duros momentos.
Las fuerzas de seguridad el Ejército, la Guardia Civil, Protección Civil, voluntarios, que están velando por nuestra seguridad y por mantener el orden en todo el territorio español.
Los que día tras día se exponen detrás de un mostrador, reponiendo mercancías, cajeros, camioneros, repartidores, panaderos y demás profesionales que arriesgan su salud para que los demás podamos superar esta crisis.
Tengamos paciencia y hablemos mas que nunca con Dios para darle gracias y rogarle por los que están enfermos, aislados o han perdido a algún ser querido con un pesar añadido por no haberse podido despedir de ellos.
A Nuestra Madre rogarle que interceda por nosotros y que su Hijo, aquel que nos dio ejemplo de como superar la muerte y las adversidades, haga el mayor esfuerzo posible para que esto pase pronto.
Y a todos vosotros, hermanos de esta Hermandad, devotos de nuestros Sagrados Titulares y vecinos de Gerena en general, gracias por vuestra implicación, solidaridad y compromiso. Me siento orgulloso de pertenecer a este pueblo y a esta Hermandad.

¡Viva Ntra. Sra. de la Soledad Coronada!
¡Viva Ntro. Sr. de la Paz en su Resurrección Gloriosa!
¡ Y viva la Hermandad de la Soledad Coronada de Gerena y todos sus zurrasqueños!

Manuel Antonio Álvarez García
Hermano Mayor.